lunes, 10 de septiembre de 2012

Capitulo 1: Un rápido y fugaz movimiento...

Holaaaaa !!!!!!!!! Bueno, este es nuestro primer capítulo. Nos gustaría que comentaseis para saber que os parece la historia. De momento no tiene mucho  sentido , pero poco a poco la historia cogerá forma. Esperamos que os guste!!!!!!! :)
Saludos y besos.




Me despierta el horrible sonido del despertador. Hoy es el primer día de colegio después de las vacaciones de Navidad, y debo admitir que ya me había acostumbrado a pegarme a las sábanas. Me levanto con cuidado para no marearme y voy al armario. Cojo el soso uniforme del aburrido colegio privado en el que nos inscribieron cuando éramos niños, un lugar en el que solo hay pijos y niñas mimadas. Mis padres decidieron apuntarnos en ese colegio porque son muy buenos con las ciencias. Además mi madre está obsesionada con la imagen. Ella es modelo, y cuando mis padres se divorciaron se fue a vivir a otra parte del país, concretamente se mudó a Maryland, donde conoció a su nuevo marido, con el que lleva un año casada, solo la veo un par de veces al año. Después está mi padre, un arquitecto que se pasa el día fuera de casa, obsesionado con el orden y obsesionado con que yo también debería estudiar arquitectura. Aunque en realidad a mí no me gusta la arquitectura, me apasiona la música y me gustaría ingresar en Julliard , pero no creo que a mi padre le guste la idea. También está mi hermano Sam , un adolescente problemático desde que mis padres se separaron, saca malas notas y se mete en líos solo para llamar la atención. Sophie, mi hermana pequeña de nueve años, obsesionada con los cuentos de princesas y hadas. Y para completar está mi hermano Kevin , el más pequeño de todos, el más dulce y prácticamente el único que me entiende.
Me meto en el baño que mis padres hicieron en mi habitación y me ducho con agua fría. Después me pongo el uniforme y salgo del baño. Desde aquí puedo oír el ruido que hacen mis hermanos y mi padre. Seguro que mi padre está preparando el desayuno , y mis hermanos estarán como siempre corriendo por allí. Me acerco al tocador , me peino y luego cojo mi mochila. En cuanto salgo de mi habitación me encuentro a mi hermano Sam persiguiendo a Sophie, que tiene su blog de dibujo en la mano. Parece mentira que a un chico como Sam le guste dibujar, pero en fin, qué se le va a hacer.
Bajo las escaleras rápidamente y llego a la cocina. Mi padre ya ha preparado el desayuno, así que me siento y espero a los demás. El primero en bajar es Kevin, que está demasiado mono con su uniforme y me dan ganas de comérmelo a besos. Se sienta enfrente mía y empieza a hablar, aunque en realidad yo no le hago caso porque está contando cosas sobre sus amigos. Cuando todos han llegado empezamos a desayunar. Yo no presto atención y me limito a beber el zumo y a mojar las galletas en la leche.

- ¡Eso es imposible!- dice Sam
- Solo si crees que lo es, en Alicia en el País de ...- empiezo yo.
- Ay por favor, ¡ cállate!. ¿ no ves que a nadie le importan las tonterías de los libros?. Sinceramente papá, este tía necesita un psicólogo. Se pasa el día encerrada en su cuarto leyendo , o en el salón tocando el piano. ¡ Ni siquiera tiene amigos!
- En eso tiene razón, pero a mí me da igual. La gente no me cae bien, generalmente la rechazo. No es que sea mi don comunicarme. No recuerdo cuándo fue la última vez que hablé con alguien que no fuese un profesor o alguien de la familia. Sinceramente, no me importa.
- Samuel Johnson , tu hermana es una chica muy inteligente, deberías respetarle- dice mi padre- Discúlpate con ella ahora mismo. - mi hermano pone una mueca- He dicho que te disculpes ahora
-  Lo siento Anniess – dice Sam a regañadientes.
- Disculpas aceptadas- digo poniendo un tono de burla- Papá, ya he terminado, ¿ puedo levantarme?
- Claro hija- dice mi padre con una sonrisa.
Inmediatamente voy al salón y me siento en el taburete del piano y abro la tapa. Me encanta observar las teclas del piano, son tan elegantes, limpias y delicadas... . Me aparto el pelo y empiezo a tocar. Las notas fluyen de mis dedos sin darme cuenta, es una melodía suave y con armonía. Siento un cosquilleo que va desde la punta de los dedos hasta el cuello. Cuando toco me aíslo del mundo completamente, no existe nada más que no sean las teclas del piano y yo.
No sé cuanto tiempo llevo así cuando una voz e despierta de mi “ sueño”
 - Nos tenemos que ir- dice Sophie detrás mía.
- Ya voy – digo levantándome.
- Ella se adelanta y avanza hasta la puerta. Yo cierro la tapa del piano y voy hacia el vestíbulo. De repente siento un rápido y fugaz movimiento, creo que va hacia las escaleras , así que giro la cabeza hacia ellas y veo un conejo con un reloj en la mano. Me froto los ojos porque esto no puede ser real, mi hermano tiene razón, necesito un psicólogo, estoy empezando a alucinar.   

4 comentarios:

  1. Bastante bueno,un poco irrealista,pero me gusta mucho jajaja,avisad cuando tengais el proximo ;)

    ResponderEliminar
  2. Subrealista???? claroooo!!!!!! haha eso es lo que molaaa!!!!!!!! me alegro de que te gusteee!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. hoolaa me he pasado hoy y me he leido el capitulo, es muuy bueno, te tengo afiliada, me afilias??? topsecretsoloparatusojos.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. claro q t afiliamos!!!!!! ,muchas gracias!!!! :)

      Eliminar